La trama urbana de Sanlúcar, ampliada a lo largo de los siglos, aún nos deja sentir la propia personalidad de cada barrio. En el ámbito gastronómico, y aunque los buenos ejemplos se encuentran a lo ancho de toda la ciudad, destacamos tres centros que son de interés tanto por el número de establecimientos hosteleros como por las características socioculturales y paisajísticas de su entorno.

Uno de ellos es el propio centro urbano de Sanlúcar, comprendiendo este espacio siempre con una mirada amplia que abarcaría a todas las calles y plazas que se extienden en su perímetro. Este lugar está dominado por el ajetreo y la labor comercial, y sus horas más animadas las señala la actividad culinaria, desde el desayuno hasta la cena, pasando por las horas de aperitivos y la del café con dulce o helado. El cercano mercado de abastos es la fuente de donde proviene toda esa agitación y las plazas del Cabildo y San Roque donde se encuentra su mayor animación.

Plaza del Cabildo

Como los sectores productivos tradicionales basan su cocina en los productos que se encuentran en su medio laboral, aquellos que están relacionados con el río, Doñana y la pesca en general aportan a sus platos pescado, moluscos y crustáceos de la desembocadura del Guadalquivir. Por este motivo, el paseo marítimo de Bajo de Guía, popular barrio marinero, que antaño fuera fondeadero de los barcos de pesca y donde se celebraba la subasta del pescado, hoy se ha convertido en escaparate de la mejor gastronomía marinera de las costas andaluzas. El pescado y el marisco fresco, capturados hace unas horas, sale a las mesas convertidos en sabrosos guisos, bien solos o condimentados con arroz, hortalizas o manzanilla. El arroz con mariscos, el cazón en amarillo o los célebres langostinos de Sanlúcar, tienen en este lugar su distinguido marco marinero.

DSC00894

El Barrio Alto, entre casonas señoriales, bodegas y jardines históricos, ha sido también hogar de los viñistas y agricultores. Éstos afrontaban sus labores con el sustento de las huertas, navazos, y tierras de secano. El popular picadillo, el ajo campero o la sopa de tomate se encontraba entre las viandas del campesino. En este barrio se conservan añejos despachos de vino y tradicionales bares de sabor local. Aquí las tapas acompañan al mosto, la manzanilla y el amontillado, enriqueciendo la experiencia gastronómica. Y cada época del año tiene sus tapas: las papas cocidas, el ajo campero y la berza acompañan el mosto en invierno; en primavera los caracoles; y en verano disfrutamos de las ensaladas y aliños.

CALLE BARRIO ALTO l

Finalmente las Ventas, en el entorno del núcleo urbano, también son claros exponentes de la buena gastronomía local, donde destacan sus guisos de pescado y carnes de caza menor.

Folleto “Sanlúcar de Barrameda y la Gastronomía”

Enlace de interés

http://www.cosasdecome.es/donde-comer-sanlucar/

Vanitatis “Un paseo gastronómico por Sanlúcar”